Datos personales

Mi foto
Fútbol desde Mallorca

Visitantes

martes, 25 de septiembre de 2007

¿Qué ha sido de ellos? (1) Antonio Orejuela


Orejuela fichó por el Mallorca en 1984 por 25 millones de pesetas, una fortuna para la época. En su debut no hizo una buena campaña en un equipo que acababa de bajar a Segunda, pero a partir de su segundo año se convirtió en uno de los mejores centrocampistas de la historia del Mallorca. En 1988, cuatro años después, fue traspasado al Atlético de Madrid junto a Luis García por 250 millones de pesetas. En el Atlético sufrió un calvario de lesiones, y tras pasar por varios equipos regresó al Mallorca, con Dalmau de presidente, y de nuevo en Segunda, en 1994. Se acabó retirando en el Atlético Baleares.

Antonio Orejuela sigue residiendo en Mallorca, trabaja en el ramo de la construcción y es el coordinador de los equipos de fútbol del Cide. Fue un caballero y un señor en los terrenos de juego y sigue siéndolo fuera de ellos. De lo mejor que ha tenido el club.

3 comentarios:

Yo mismo dijo...

Mas cosas de él encontras por internet:

Antonio Orejuela nació en Madrid el 2 de diciembre de 1960, por lo que ahora tiene cuarenta y cinco años. Marchó de chico, junto su familia, hasta Alemania, que es donde se formó como jugador y donde incluso se hizo un nombre en la Bundesliga perteneciendo al FSV Frankfurt (1982/83). Con posterioridad, retornó a España para militar en la UD Salamanca (1983/84), el Real Mallorca (1984-1988) y el Atlético de Madrid, que es donde hizo una amistad decisiva en su vida (la del hispano brasileño Donato) y figuró durante cinco temporadas consecutivas (1988/89, 1989/90, 1990/91, 1991/92 y 1992/93) justo antes de comprometerse con el Rayo Vallecano (1993/94), equipos todos ellos de la Primera División. Ya por entonces le pesaban algo los años y las lesiones habían hecho mella en su rendimiento. Aún así, el ex presidente rojiblanco Pepe Aragón apostó por él en una operación en la que Orejuela vino de la mano con el también ex bermellón Luis Delgado. Sin embargo, los graves problemas económicos de la entidad obligaron a que se tuviera que negociar con ambos sus bajas, que finalmente tuvieron lugar en octubre de 1994. Y Orejuela, con muy buen cartel en las islas, retornó al Real Mallorca, que es el plantel con el que terminó la temporada, en el que coincidió con otros tres ex rojiblancos (Manolo Moya, Juanjo Doblas y Gabriel Vidal) y en el que anunció una retirada (que posteriormente se supo que era ficticia) tras jugar sólo catorce partidos. Y es que el centrocampista, después de una temporada en blanco (la 1995/96), fichó en el Atlético Baleares, escuadra del grupo undécimo de la Tercera División con la que disputó sin suerte la fase de ascenso a Segunda B.



Y ya después fue cuando se dedicó de lleno a los negocios que hoy en día aún le mantienen ocupado en Palma de Mallorca, que es donde vive en una casa cerca del mar. Allí, el ex profesional invirtió parte de lo ganado en una cafetería y en una tienda de deportes que se llaman ‘Orejuela’. Y también es allí donde el ex futbolista difunde el mensaje de la religión evangélica, la fuerza de su vida, y se recupera de unas dolencias cardiacas que incluso le llevaron a la UCI: la mismas, en definitiva, por las que el 25 de mayo de 2000, el día en el que el Deportivo de la Coruña conquistó la Liga, fue objeto de un cálido homenaje, con alcance mundial, por parte de su ‘hermano de fe’: Donato Gama da Silva.

Miguel dijo...

Que grande.

periko dijo...

increible,despues de muchos años vuelvo a saber algo de el,muy buen jugador y mejor persona,aunque suene a topico en este caso no lo es.lo conocí en persona y le e visto en varios partidos,ya ke es familia de mi padre,ya fallecido hace muchos años.Ahora recuerdo esa etapa de mi vida y me recorre un escalofrio por el cuerpo de nostalgia y rabia,pues yo era pequeño y no logro recordar con mucha nitidez,pero bueno,sobre todo me alegro de ke el y su familia esten bien,mis hermanos y yo recordamos muchas veces lo orgullosoke estaba mi padre de el,y siempre que podia iba a verlo jugar.gracias antonio,esto es un pequeño recordatorio ke queria haceros a ti y a mi padre.pedro,la catalana.seguro ke si lees esto alguna vez te acordaras de el.un fuerte abrazo.